Central Park New York Casas Office

Implicaciones fiscales para extranjeros que compren propiedades en los Estados Unidos.

//¿Cómo minimizar los impuestos al comprar una propiedad?

La compra de un apartamento o propiedad en la ciudad de Nueva York es una experiencia emocionante y, a menudo, intensa. Es importante rodearse de profesionales bien informados, no sólo para buscar y asegurar la propiedad adecuada, sino también para crear la estructura legal apropiada para reducir al mínimo las consecuencias fiscales. Como se explica en esta página, lo más conveniente para los extranjeros es comprar una propiedad a través de una sociedad de responsabilidad limitada (LLC).

//Impuesto a las Ganancias

Es importante saber que el IRS (Internal Revenue Service) exige a los extranjeros que paguen impuestos a la renta en Estados Unidos. Los ingresos por alquiler están sujetos a un impuesto de retención del 30% fijo (a menos que se reduzcan por un tratado fiscal aplicable).

Ser propietario a través una LLC no elimina los impuestos a la renta. Sin embargo, los gastos de depreciación y de funcionamiento de su inversión o pied-à-terre a menudo se traducirán también en un beneficio fiscal.

//Impuesto al Patrimonio

Cuando un extranjero vende una propiedad en los EE.UU., debe pagar impuestos al patrimonio (impuesto de retención FIRTPA). El IRS retendrá el 10% del precio bruto de venta de la propiedad. Cuando en una declaración de impuestos en EE.UU. se presenta un informe del impuesto al patrimonio, se reembolsará el dinero al vendedor, si corresponde. El impuesto al patrimonio para residentes y empresas estadounidenses es del 15-20%, mientras que para los dueños directos extranjeros es del 30%.

Ser propietario a través una LLC no elimina los impuestos a la renta. Sin embargo, los gastos de depreciación y de funcionamiento de su inversión o pied-à-terre a menudo se traducirán también en un beneficio fiscal.

//Impuesto a las Transferencias Inmobiliarias & Mansion Tax

Los impuestos de transferencia son pagados generalmente por el vendedor de la propiedad. Una excepción a esto se encuentra en los nuevos desarrollos, en los que se solicita al comprador que pague los impuestos de transferencia en el precio de venta. Hay un impuesto de transferencia de la ciudad y uno del estado. En la ciudad de Nueva York, los impuestos de transferencia de propiedades de menos de $500.000 son del 1% del precio de compra. Para las propiedades de $500.000 o más los impuestos de transferencia son del 1,425%. Los impuestos de transferencia del Estado de Nueva York son del 0,4% del precio de venta, independientemente del valor de la propiedad.

En Nueva York, hay un impuesto adicional denominado Mansion Tax, que es del 1% sobre el valor de las propiedades de 1 millón de dólares o más. El Mansion Tax es pagado por el comprador.

//Impuesto a las sucesiones

En el caso de fallecimiento del propietario, se debe pagar un impuesto a las sucesiones por el inmueble. Cualquier propiedad tangible o personal ubicada en los EE.UU. y con un valor superior a $ 60.000 requiere la presentación de una declaración de impuestos inmobiliarios cuando muere el propietario extranjero. Actualmente, el impuesto inmobiliario de Nueva York tiene una tasa del 16%.

Ser propietario a través una LLC elimina el riesgo de tener que pagar el impuesto a las sucesiones en EE.UU. y lo traslada al país de residencia. Una corporación o LLC no puede morir.

//Impuesto a las Donaciones

Si en algún momento decide donar su propiedad a familiares o amigos, entonces esto daría lugar a un impuesto a las donaciones. El impuesto a las donaciones se impone a una tasa del 40%. Un individuo que no es ni ciudadano ni residente de los EE.UU. puede realizar donaciones de 14.000 dólares por año a cualquier persona y puede transferir hasta 143.000 dólares por año a un cónyuge que no sea ciudadano de los EE.UU. sin cargo impositivo.

Ser propietario a través una LLC transfiere el impuesto sobre las donaciones al país de residencia.

//La solución: una sociedad de responsabilidad limitada con sede en EE.UU. (LLC)

Las entidades legales estadounidenses establecidas por extranjeros no son consideradas extranjeras a efectos fiscales. Por consiguiente, es beneficioso para los compradores extranjeros establecer una LLC con sede en EE.UU. para comprar la propiedad. Esto no sólo tiene beneficios fiscales, sino que la propiedad corporativa también protege al comprador de cualesquiera demandas personales en los EE.UU. En este caso, los activos externos de los inversores no están en riesgo. Además, una LLC ofrece al comprador extranjero una mayor privacidad, ya que no tiene que registrar públicamente su condición de propietario de la LLC.

Contáctese con nosotros y lo pondremos en contacto con abogados que pueden asesorarlo sobre este asunto.

//¿Qué es un Tratado Fiscal y cómo afectará a mi responsabilidad fiscal?

Los EE.UU. tienen tratados fiscales con muchos países. Estos tratados permiten que a los extranjeros se los grave mucho menos o que se los exceptúe de ciertos impuestos en Estados Unidos. Visite el sitio web de la IRS para saber más sobre los acuerdos fiscales que existen entre los EE.UU. y su país.